Hacia una mejora en la Gestión: "Impacto de la Nueva Matriz Salarial"

Viviana Casco

Oscar Lovera




Enviado por Viviana Casco y Oscar Lovera.

Lunes, 2 de abril de 2018

Las ideas y comentarios expresados en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la posición oficial del Ministerio de Hacienda del Paraguay.

Los números son claros y contundentes, se ha logrado contener el gasto salarial y se han eliminado las distorsiones y las arbitrariedades existentes antes de su implementación.

La nueva matriz salarial es el inicio de un proceso que tiene como fin la implementación de la carrera del servicio civil, que remunere a los funcionarios públicos de acuerdo a la trayectoria, capacidad, formación profesional y por sobre todo de acuerdo al grado de responsabilidad.

Para un mejor entendimiento de lo que ha representado la nueva matriz salarial, se detallan los siguientes puntos:

El gasto salarial constituye el componente más rígido dentro de la estructura de las obligaciones del Estado. Indefectiblemente, cada fin de mes se deben desembolsar los recursos requeridos para cubrir este gasto.

La participación del gasto rígido en el gasto total venía en aumento en los últimos años, requiriéndose cada vez más recursos para cumplir con este compromiso, erosionando el espacio fiscal[1]. Si tomamos en cuenta como indicador el porcentaje de los impuestos que iban destinados a los salarios, en los años 2012 y 2013 se observaron incrementos muy importantes de este indicador, del 81,9% y 85,5% respectivamente.

Del total de funcionarios con que cuenta el Estado, un 21% está representado por el sector administrativo, siendo los restantes las carreras especiales como docentes, personal sanitario, personal de las fuerzas públicas, entre otros.

Un diagnóstico rápido de la situación salarial del sector administrativo nos daba los siguientes resultados en el 2014:

  • Dificultad para el control sobre una multiplicidad de bonificaciones [2] y la discrecionalidad de las entidades en su asignación.
  • Asimetrías salariales entre los distintos estamentos del Estado, asociados a estas múltiples bonificaciones, considerando las capacidades de financiamiento de cada entidad.
  • Desincentivos a la movilidad laboral, los funcionarios preferían trabajar en aquellas instituciones con mayores beneficios.
  • La creciente fuga de personal calificado de algunas entidades públicas hacia el sector privado.
  • Se generaba mayor carga para el Estado , el funcionario que percibía una bonificación asignada a una responsabilidad específica al salir del cargo se apropiaba de la misma.

Este escenario se presentaba complicado para la gestión eficiente de las Finanzas Públicas, obligando a repensar la política de incentivos salariales que afectaba a este sector, orientado principalmente a su ordenamiento y conducente a la instalación de una carrera del servicio civil.

Matriz Salarial

Consecuencia de esta necesidad de revisar la política de los salarios del sector administrativo, fue implementada en el 2015 la “Nueva Matriz Salarial”, que significó una corrección gradual de la estructura distorsionada, buscando en su primera etapa el sinceramiento salarial. En concreto, se ajustaron las remuneraciones de los funcionarios públicos, ordenando y transparentando las asignaciones percibidas en diferentes conceptos (sueldos y bonificaciones).

Las entidades del Poder Ejecutivo se fueron sumando gradualmente a la nueva matriz salarial, ya que el proceso conlleva importantes trabajos de ordenamiento y equiparación salarial en algunos casos. En la actualidad se ha llegado a una cobertura del 100% de las entidades del Poder Ejecutivo.

De las bonificaciones que percibía un funcionario público, algunas eran inherentes al mismo (antigüedad y grado académico) que fueron sumados 100% al salario y otras asociadas a las funciones que cumplía en ese momento (responsabilidad en el cargo por: nivel superior, gestión presupuestaria o administrativa, etc.) cuya relación quedó en 30% sobre el nuevo sueldo. Bajo la matriz salarial no es posible percibir más de una bonificación mensual por responsabilidad en el cargo.

La innovación sustancial de la nueva matriz es la identificación de los cargos y las remuneraciones que pueden percibir los distintos niveles de funcionarios públicos, que se refleja en los siguientes puntos

  • Equiparación de las remuneraciones, con pisos y techos para todos los niveles (apoyo, técnico, profesional y conducción superior).
  • Establecer las remuneraciones asociadas a los perfiles de cargos y responsabilidades de los mismos.
  • Sólo existe una bonificación por responsabilidad en el cargo, que se deja de percibir cuando se abandona el mismo. A diferencia del modelo anterior, bajo la matriz salarial existe certeza al respecto del motivo de la remuneración. En ese sentido, contrariamente a lo a menudo expresado por formadores de opinión, es importante enfatizar que la remuneración por responsabilidad en el cargo (que incluye cargos de confianza) se deja de percibir cuando el funcionario deja el cargo. Ejemplo, un director que ocupa un cargo de responsabilidad y de confianza, deja de ocupar ese cargo y solo recibirá su salario base no así la bonificación por la responsabilidad en el cargo considerando que ya no posee esa responsabilidad, misma situación se da con un coordinador y jefe de departamento.

Otro elemento importante que aporta la nueva matriz, es que apunta a una verdadera profesionalización del sector público, ya que en el régimen anterior se tenían choferes o secretarias que obtenían un título universitario y pasaban a percibir la bonificación por grado académico, pero seguían cumpliendo las mismas funciones (chofer o secretaria). En la nueva matriz salarial, para acceder a un salario superior, debe asumir mayores responsabilidades, asociadas a la formación que tienen.

Mitos sobre la nueva matriz salarial

1. La matriz salarial fue un incremento disfrazado, en dónde se triplicaron los salarios: FALSO

Esta afirmación es simplista, si sólo observamos el sueldo que se percibía antes de la implementación de la nueva matriz. Por ejemplo, si miramos la composición del salario de un Ministro del Poder Ejecutivo bajo la estructura anterior (hasta el 2014) y la actual, observamos una simplificación de los conceptos y con un incremento mínimo del 2,7% en el total de las remuneraciones percibidas, manteniéndose invariable desde el 2015.

Se toma como ejemplo a un Ministro, pero la lógica utilizada para la implementación es idéntica en todos los cargos inferiores, con la diferencia que un Ministro ya no cobra bonificación por responsabilidad, considerando que el cargo ya conlleva una responsabilidad que se refleja en el salario. Para los cargos inferiores, la bonificación quedó establecida en un máximo del 30% del salario base.

2. El total de gastos en salarios sigue aumentando como consecuencia de la nueva matriz salarial: FALSO

La nueva matriz salarial sólo afecta al personal administrativo que presta servicio en el sector público (21% del total de funcionarios). Si bien, el gasto salarial sigue aumentado en su conjunto, considerando las demás carreras, si aislamos a las entidades que sólo cuentan con personal administrativo, observamos una contención de los sueldos y las bonificaciones pagadas a los funcionarios públicos.

En el gráfico precedente se observa el comportamiento de los conceptos incluidos en la matriz salarial, los sueldos y las bonificaciones. Hasta el 2014, se observan crecimientos importantes de 2 dígitos por lo menos en uno de ellos, o como ocurrió en el 2012 en dónde ambos componentes crecieron a 2 dígitos. La tendencia era de un crecimiento significativo en el total. En el 2015, se implementa la matriz salarial que coincide con un ajuste del salario mínimo del 10% que afectó a los salarios más bajos de los administrativos, los sueldos crecen en un 43%, pero las bonificaciones tienen una caída del 55%, que responde a la reasignación a los salarios. En el 2016, se observa una caída en los sueldos y leve crecimiento en las bonificaciones y en el 2017 un crecimiento leve en ambos conceptos. Lo ejecutado en el 2017 es inferior al 2015, por lo que concluimos que la matriz, aparte de ser un instrumento para ordenar y corregir las debilidades del formato anterior, sirvió además para la contención del gasto salarial.

3. Con la nueva matriz salarial ya no debían pagarse las gratificaciones ocasionales: FALSO

Por definición, las "gratificaciones ocasionales por mejor desempeño" no fueron incorporadas a la matriz salarial. Para evitar arbitrariedades en su uso, el decreto presidencial del 2016 suspendió estas gratificaciones.

4. La nueva matriz salarial se constituye en una presión adicional a la Caja Fiscal: FALSO

Contrariamente a las afirmaciones realizadas, la implementación de la nueva matriz no se constituye en un nuevo foco de riesgos para la Caja Fiscal, considerando que los funcionarios aportan el 16% sobre los sueldos y las bonificaciones que perciben desde el año 2004, con lo cual, el aporte ya estaba siendo realizado sobre casi la totalidad de remuneraciones percibidas por el funcionario público.


[1]El espacio fiscal es el margen de maniobra que le permite al Gobierno proveer recursos manteniendo la estabilidad macroeconómica.
[2]Por antigüedad, grado académico, responsabilidad en el cargo por: nivel superior, gestión presupuestaria, administrativa, etc.

Ultimos Blogs


Blog de la Ministra


Lea Gimenez Duarte



Lea Giménez Duarte
Ministra de Hacienda


Blogueros destacados


Humberto Colmán



Humberto Colmán
Viceministro SSEE - MH


Stella Guillén



Stella Guillén
Jefa de Gabinete - MH


Viviana Casco


Viviana Casco

Directora de Política Macro Fiscal SSEE-MH


Ivan Johnnatan Haas Rivas


Ivan Johnnatan Haas Rivas

Director de Política de Endeudamiento SSEE-MH


Santiago Peña Palacios


Santiago Peña
Ex Ministro de Hacienda